Cuento chino

Un campesino cavó un pozo y utilizaba el agua para irrigar su finca. 

Empleaba un cubeta ordinaria para sacar agua del pozo, como lo  

hace casi toda la gente primitiva. Un paseante, al verlo, le preguntó al

campesino por qué no utilizaba una palanca para ese fin; ese es un

instrumento que ahorra esfuerzo y puede realizar mayor trabajo

que el método primitivo.

 

El agricultor dijo:

 

”  Sé que ahorra trabajo y es precisamente por esta razón por la que

    no utilizo ese instrumento. Lo que temo es que el uso de ese intru

    mento me haga pensar sólo en la máquina. La preocupación por las

    máquinas crea en uno el  hábito de la indolencia y la pereza “

 

(D.T. Susuki )

 

¿Qué os parece la postura del campesino?

He de reconocer que a mí, como concepto, me gusta mucho aunque, por otro lado, hay multitud de avances gracias a las máquinas (o mejor dicho, a los hombres que las inventaron). Esto de máquinas si o máquinas no puede generar un post mucho más largo que éste.

Anuncios

One thought on “Cuento chino

  1. Solo diré una cosa: ¡viva la revolución industrial! Esa revolución que tanto nos ha mejorado la vida. Quien se acomoda es porque quiere.

    PD.: Paséate por mi nuevo blog 😉 marcentrega.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s